El área de Regulación Sanitaria, perteneciente al Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA), cerrará el año con los más grandes decomisos en su historia en cuanto a productos diversos que pretendían ser comercializados sin sus respectivos permisos y que, en consecuencia, se convertían en un serio riesgo para los consumidores. El titular del área, Octavio Jiménez Macías, detalló que, con ello, se marca un precedente nunca antes visto, salvaguardando la salud de las personas.

· TABACO. Se aseguraron y destruyeron 750 mil unidades de cigarros que carecían del cumplimiento de sus normativas para ser comercializados.
· ALCOHOL. Se decomisaron 250 mil unidades de bebidas alcohólicas que, de la misma manera, pretendían ser comercializadas sin contar con sus respectivos permisos.
· MEDICAMENTOS. Gracias a la ubicación de medicamentos que no cumplían con sus respectivos permisos para ser ofrecidos al público, fue posible la destrucción de claves que, en suma, alcanzaron los 40 millones de pesos.
· CÁRNICOS. Se logró un total de siete decomisos de productos cárnicos, decomisados con clembuterol, los cuales, en caso de ser consumidos por las personas, podían significar un serio riesgo para su salud.

¡Participa con tu opinión!