Leticia Rivera Vázquez 
Agencia Reforma

Guadalajara, México.- Los contribuyentes tendrán que pelear solos las batallas contra los abusos del Servicio de Administración Tributaria (SAT), pues a partir del próximo mes, 16 delegaciones de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) dejarán de operar por falta de dinero.

El recorte presupuestal efectuado a partir de julio es del 75 por ciento de los gastos de operación del organismo, lo que no permitirá que delegaciones sigan operando y pone en riesgo la defensa de los derechos de los contribuyentes del País, advirtió la Procuraduría.

“Con el recorte presupuestal. Se pone en riesgo la salvaguarda en la defensa de los derechos humanos de sectores vulnerables de la sociedad. Prodecon realiza funciones esenciales de procuración de justicia y defensa de Derechos Humanos, principalmente en favor de pensionados, jubilados, asalariados, agricultores, amas de casa, estudiantes, técnicos, profesionistas, micro, pequeñas y grandes empresas”, se posicionó el organismo a través de un comunicado.

Destacó que el descobijo presupuestal también podría afectar la recaudación en el País, pues la Prodecon ayuda a que autoridades fiscales y contribuyentes convenien pagos.

“La Procuraduría, en el ejercicio de sus atribuciones, también colabora con la importante función de recaudación tributaria, siendo que tan sólo del 1 de enero al 31 de mayo del presente año, a través de la figura del Acuerdo Conclusivo, coadyuvó a la recaudación de impuestos, en cantidad de 4 mil 501 millones 064 mil 682.86 pesos y de no seguir operando de manera normal, se pone en peligro la recaudación de por lo menos otros cuatro mil millones de pesos que se estima se pudieran obtener este 2020”, aseguró.

Prodecon precisó que las actividades que realizan quedan comprendidas dentro de la excepción dispuesta en la fracción V, numeral 38 del decreto de medidas de austeridad por tratarse de un organismo encargado de la defensa de los derechos humanos en materia fiscal.

¡Participa con tu opinión!