Este fin de semana se jugarán los últimos partidos de la temporada regular en la NBA, y a pesar de que ya están casi definidos los equipos que jugarán los playoffs, aún pueden cambiar los puestos finales en las próximas horas, recordando que en esta ocasión sí pesará la localía en las series finales.
Dentro de la Conferencia Este, 76ers y Nets pelearán por ver quién se quedará con el primer puesto, mientras que Bucks ya selló hace tiempo su tercer lugar. Tanto los Hawks, como Heat y Knicks, son los equipos que avanzaron directamente a playoffs, pero en los próximos días lucharán por obtener un mejor lugar.
En cuanto a los puestos de la ronda de repechaje, los Celtics están prácticamente amarrados al séptimo lugar, así que tendrá la ventaja de jugar en casa ya sea ante Wizards o Bulls; mientras que Hornets y Pacers ya tienen conocimiento que se verán las caras en el repechaje, sin embargo, aún resta por definir la sede de esta pequeña serie.
Para el lado Oeste, el Jazz ya aseguró tanto el liderato de la conferencia como el de la liga, y todo parece indicar que Suns terminará en segundo, Clippers tercero y Nuggets en cuarto, a menos que ocurra alguna sorpresa y Denver logre superar a Los Angeles este fin de semana.
Los otros dos boletos directos a los playoffs se pelearán entre los Mavericks, Trail Blazers y Lakers, y al tener una diferencia tan corta, todo podría pasar. Mientras que Warriors y Grizzlies ya aseguraron su participación en la ronda de repechaje, y todo parece indicar que los Spurs serán los últimos invitados a esta ronda.
Cabe señalar que en esta temporada sí habrá viajes para las series finales, a diferencia de la campaña pasada que toda la fase final se celebró en Orlando, por lo que la localía no afectaba mucho en el ámbito anímico. Sin embargo, con el regreso del público a las canchas se tendrá un ambiente similar al de antes de la pandemia, siendo lo más llamativo de la NBA.