Vicente Flores Hernández 
Agencia Reforma

CDMX.- La Comisión Reguladora de Energía (CRE) descartó otorgar permisos para nuevas plantas mayores de generación de energía solar y eólica, porque ponen en riesgo la estabilidad del Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

Lo anterior lo acordó el órgano regulador el pasado 31 de agosto en la resolución 289/2021, por la que negó el permiso solicitado por la empresa Saturno Solar para una planta fotovoltaica en Epazoyucan, Hidalgo, con capacidad de generar 155 megawatts.

Saturno, que pidió el permiso hace dos años y tuvo que litigar un amparo para obtener respuesta de la CRE, cumplió todos los requisitos legales, pero la autorización fue negada por una «opinión técnica» del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), fechada el 30 de agosto con número de oficio CENACE/DOPS/402/2021.

«Cenace señaló posibles escenarios operativos y los riesgos que se pudieran presentar derivado de la sustitución de unidades síncronas por generación con centrales eléctricas con energía limpia intermitente, por lo que, al ser de tecnología fotovoltaica el proyecto que pretende desarrollar el solicitante pudiera ocasionar afectaciones de confiabilidad al SEN», afirmó.

El ente regulador también advirtió que se han presentado «congestiones en los enlaces de transmisión» de enero a julio, y previó que para los siguientes 4 años se incrementará el tiempo de congestión y los estados de alerta y emergencia de la Red Nacional de Transmisión (RNT), del norte al sur y del occidente al centro del País.

Dicho incremento derivará, entre otras razones mencionadas por Cenace, del retraso en el desarrollo de proyectos de ampliación y modernización en la RNT, así como los que no disponen de cartera o están cancelados.

«Esta Comisión coincide con lo expuesto por el Cenace, además de que la incorporación de centrales fotovoltaicas y eólicas al SEN ha ido en aumento, junto con las problemáticas asociadas con este tipo de tecnologías, tales como la variabilidad y la incertidumbre de la generación».

«Al ser de tecnología fotovoltaica el proyecto que pretende desarrollar el solicitante, por su alta capacidad y ubicación, podría ocasionar al SEN las afectaciones de confiabilidad», concluyó la CRE.

Saturno Solar presentó el pasado 8 de octubre un amparo para impugnar esta resolución, pero el trámite del juicio puede tomar más de un año.

El Cenace ya había intentado bloquear la conexión de nuevas plantas de renovables al SEN en abril de 2020, con el pretexto de la pandemia de Covid-19, pero ese acuerdo fue anulado por el Poder Judicial.

Entre julio y septiembre, la CRE negó otros cuatro permisos a empresas privadas para plantas solares y una hidroeléctrica, pero por defectos administrativos en las solicitudes, no con el argumento de que ponían en peligro al SEN.

En el mismo periodo, el órgano regulador sólo autorizó dos permisos: para una planta a gas natural privada en Tamaulipas, y para la planta de Sedena en el nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Angeles, que usará gas natural y diesel.