Más cateos, más investigación científica y de inteligencia, así como más judicialización de casos, son compromisos que la Fiscalía General del Estado se ha fijado para seguir avanzando en la procuración de justicia en la entidad, señaló su titular, Jesús Figueroa Ortega.

“Los retos son diversos pero hay líneas muy concretas a superar como son el narcomenudeo que pulula por todo el territorio estatal, los moto-rateros afuera de los bancos y el robo en las modalidades que más afectan a la ciudadanía como son el domiciliario, de autos y a negocios”.

En entrevista con El Heraldo, puntualizó que es también un desafío para este año, avanzar con firmeza en el afianzamiento de la Fiscalía General del Estado como una institución sustentada en la investigación científica y en la transparencia.

“Es tiempo de dejar atrás y que sea historia cualquier señalamiento de prácticas de tortura como medio para obtener pruebas contra imputados, así como de violentar derechos humanos contra ciudadano alguno”.

Figueroa Ortega dijo que tomando en consideración el modelo de trabajo implementado en 2018, la Fiscalía a su cargo seguirá siendo una institución proactiva en el aspecto de la investigación.

Es decir, continuarán los cateos que atacan al narcomenudeo y el robo, que son los delitos del fuero común que más lastiman a la población en general; además, se fortalecerán los trabajos de inteligencia para la obtención de más información.

Esto, en coordinación con la comandancia de la XIV Zona Militar y de la propia delegación de la Procuraduría General de la República que, el año que finalizó, integraron un equipo de resultados en materia de investigación criminal.

“Este esquema se fortalecerá en el aspecto de generar más información de personas que cometen crimen en Aguascalientes, y que en función de ello serán sujetos a una contención que frene su actuación antisocial”.

Todo ello en un marco de austeridad mayor que será implementado a partir de que el presupuesto asignado para este año será prácticamente igual que el ejercido en 2018, de tal forma que no habrá oportunidad de crecer la plantilla ni los recursos materiales.

Lo cual no obsta para que la FGE trabaje con mayor esfuerzo y mejores resultados en el marco de un sistema de justicia penal que avanza en Aguascalientes, y en cuyo apego es posible dar resultados a pesar de las limitaciones presupuestales.