El director general del Instituto de Educación de Aguascalientes, Luis Enrique Gutiérrez Reynoso, informó que se mantiene una estricta vigilancia sobre las cooperativas escolares para asegurar que ofrezcan productos de calidad a los estudiantes. El funcionario destacó la responsabilidad del IEA en supervisar los productos vendidos por estas cooperativas, las cuales deben adherirse a un reglamento específico, especialmente en lo que respecta a la venta de alimentos.
El énfasis está en evitar la venta de alimentos chatarra y asegurar que los productos ofrecidos sean adecuados para los alumnos. Aunque no se han impuesto sanciones hasta la fecha, subrayó que el IEA, a través de los directores escolares, está atento a revisar los tipos de productos que se venden en las cooperativas y a vigilar los horarios en los que estos productos se comercializan. Esto es para garantizar que las ventas se realicen durante los recesos escolares y no interfieran con las clases.
“Nosotros no tenemos injerencia directa en la calidad del producto, ahí interviene la Secretaría de Salud,” aclaró Gutiérrez Reynoso. La supervisión del IEA se enfoca principalmente en el cumplimiento de los reglamentos y en la coordinación con la Secretaría de Salud para asegurar que los alimentos vendidos en las escuelas sean adecuados y seguros para el consumo de los estudiantes.
Esta vigilancia y regulación son parte de los esfuerzos del IEA para promover un entorno escolar saludable y garantizar que los alumnos tengan acceso a productos de calidad durante su jornada escolar.