CDMX.- Tras haber renunciado como miembros de la familia real a principios de este año, Meghan y Enrique cerraron formalmente su organización benéfica Sussex Royal, ante la decisión de la Reina Isabel de prohibirles el uso de la palabra ‘Real’ en su marca.
De acuerdo con la revista Harper’s Bazaar, los Duques de Sussex presentaron los documentos necesarios para llevar a cabo el cierre e iniciar su propia organización altruista.
“Siguiendo con los anuncios anteriores de que el Duque y la Duquesa no usarán más el nombre de ‘Sussex Royal’ y no continuarán con una fundación a este nombre, los trámites se han presentado ante Companies House y la Comisión de Caridad para cerrar formalmente la organización benéfica, por lo que ingresa en un periodo de liquidación solvente”, confirmó una fuente al sitio.
El informante aclaró que durante dicho periodo, todos los fideicomisarios dejarán de desempeñar sus funciones, excepto el Duque de Sussex, quien permanecerá como director y fiduciario hasta que el proceso se complete.
“El Duque y la Duquesa siguen increíblemente agradecidos por el apoyo y la orientación que los administradores han brindado durante este periodo”, aseguró.
Anteriormente, Meghan y Enrique revelaron que su nueva organización llevaría el nombre de Archewell, inspirada en el nombre de su hijo Archie. (Staff/Agencia Reforma)