Padres de familia, directivos escolares y la Secretaría de la Familia, cierran filas para atender la salud mental de los estudiantes de educación básica y evitar que atenten contra su vida, informó Miguel Ángel Herrera Cruz, presidente de la Asociación Estatal de Padres de Familia.
Después de que hace cuatro días un menor de 13 años de edad intentara quitarse la vida al interior de la Secundaria Técnica Número 5, la Asociación Estatal de Padres de Familia ya solicitó el apoyo de la Secretaría de la Familia para la atención psicológica del menor, su familia y compañeros.
“Se nos hizo llegar la tarjeta informativa del alumno para ver cuáles situaciones pudieron haberlo orillado, para brindarles a las familias, al personal y sobre todo al alumno las mejores facilidades para atender este caso”, explicó Herrera Cruz.
A partir del actual ciclo escolar, la Secretaría de la Familia estableció cinco centros de atención psicológica en las secundarias del oriente de la ciudad, la AEPF espera que pronto los centros puedan extenderse a todas las secundarias del estado.
“Ellos crearon un programa que se llama Juntos Por la Vida, para asignar a ciertos psicólogos por escuela, pero tienen que ir rotando a todas las secundarias, no están las 24 horas en la institución, pero se encargan de vigilar que en cada secundaria con los prefectos vean quién requiere atención”, detalló el representante de los padres de familia.
La AEPF reconoce que aún falta mucho por hacer, debido a que muchos de los prefectos desconocen la existencia del programa y las crisis emocionales de los alumnos se les suelen salir de las manos.
A pesar de ello, Miguel Ángel Herrera pidió a los encargados de los planteles no dejar solos a los alumnos y acercarse a la Asociación Estatal de Padres de Familia para garantizar la atención de adolescentes con depresión, ansiedad o conducta pre suicida.

¡Participa con tu opinión!