María Dolores Romo Cuevas, directora de Educación Básica del Instituto de Educación de Aguascalientes, señaló que las instituciones educativas están equipadas con filtros de seguridad para detectar posibles casos de enfermedades respiratorias entre los alumnos.

Romo Cuevas explicó que se han implementado medidas preventivas, tanto en casa como en las escuelas. A los padres de familia se les solicita monitorear a sus hijos en busca de síntomas de enfermedades respiratorias y, de encontrar alguno, llevar al niño al médico.

En las escuelas, se ha establecido un segundo filtro en la entrada, con especial atención en los niveles preescolar y en los centros de atención múltiple, que se ocupan de estudiantes con discapacidad severa o múltiple. En primarias y secundarias, se adoptan medidas similares para asegurar el bienestar de todos los estudiantes.

Dentro de las aulas, se lleva a cabo una vigilancia constante y, si se identifica a algún alumno con síntomas de resfriado o afecciones respiratorias, se notifica inmediatamente a los padres. En ciertos casos, se aconseja mantener al estudiante en casa y buscar atención médica para prevenir complicaciones.

YA NO ES LO MISMO. Romo Cuevas resaltó que estas medidas se han institucionalizado tras la pandemia, período antes del cual no se aplicaban. Aunque la implementación de los filtros puede generar inconvenientes para algunos padres, obligados a regresar a sus hijos a casa, la directora enfatizó la necesidad de aislar a los alumnos con síntomas y proteger a la comunidad escolar de posibles contagios.