La Industria de la Construcción ha tenido dos años complicados, y este 2020 la pandemia ha dejado estragos que preocupan a quienes son parte de este sector, pues se generó desempleo y es difícil estimar su posible recuperación, manifestó el presidente de la CMIC, Ángel Palacios Salas.
Ya de por sí, el año pasado se hablaba de pérdida de un 10% de trabajadores para aquel entonces, y en su momento se tuvo la esperanza que el 2020 fuera mejor, pues había importantes proyectos de obra pública estatales y municipales, así como de particulares, pero la pandemia echó a la borda parte de las expectativas, de ahí que las empresas del ramo se encuentran deprimidas en su mayoría.
El año prácticamente se ha cerrado para la gran mayoría de las empresas de la construcción, y en las semanas que quedan será complicado tener mejores datos, sobre todo si se estima que cerrará el ciclo con más de dos mil 300 empleos formales menos y un número de empresas que no ha sido cuantificado, que hicieron la lucha por sobrevivir pero no lo lograron.
Además de haber perdido parte de la plantilla laboral y empresas, también los salarios para la mayoría de los trabajadores del sector demeritó y se calcula que estén ganando entre un 10 o 12% menos de lo que ya tenían, lo cual se agradece porque deja ver los sanos acuerdos que se tienen entre patrón y trabajador en cuanto al sueldo y prestaciones, sobre todo en este tiempo en que las condiciones movieron todo y cambiaron
En la actualidad, las empresas que tienen la certeza de cerrar el año con trabajo son prácticamente las que son parte del proyecto del Libramiento Carretero Poniente, el resto apenas se mantendrán activas y en espera de la reactivación de las obras privadas, que no han sido canceladas pero tampoco se tiene fecha para reiniciarlas, “en abril y mayo se tuvo una contracción importante, luego vino una ligera recuperación en agosto,”, esto hizo tener esperanza de que todo mejoraría, pero no fue así.
Sin duda alguna, dijo, el cierre del año será triste para el sector, pero no bajarán la guardia, antes bien, se hará lo necesario para conservarse, seguir impulsando el trabajo y con esto el empleo, así como es el compromiso que se tiene con sus empleados.