La Cámara Nacional de la Industria del Vestido y la Confección en Aguascalientes (Canaive) cerrará sus puertas durante dos semanas con la finalidad de ser auditada e inventariados sus bienes, informó el presidente Mariano Rojas de Loera.

Al cabo de ello, dijo, se tomarán las decisiones que sean pertinentes para el reposicionamiento del organismo que transita por una reingeniería integral para que vuelva a ser factor de fomento y desarrollo de este sector de la industria.

En entrevista, el empresario de la confección recordó que al tomar el timón de la Canaive hace cuatro meses, encontró un organismo “casi destrozado”, mismo que ha sido necesario sanear y reconstruir.

En esa tarea hay avances, aseguró, al tiempo de detallar que una de las acciones principales ha sido la renegociación de deudas por diversos conceptos que le heredaron de la anterior administración, misma que va por buen camino y en algunos renglones a punto de concretarse.

Asimismo, dijo que luego de analizar que no había resultados en el Centro de Diseño, pues ni se producía lo originalmente planeado ni fue redituable en esa dinámica, se finiquitaron seis plazas que han representado un ahorro de gastos extras que la Cámara no estaba en condiciones de sufragar.

Se trata, dijo Rojas de Loera, de una reestructuración integral que permitirá replantear proyectos visionarios que los industriales de la confección tienen, son viables y hay capacidad para desarrollarlos, pero en nuevas condiciones.

La Canaive dará un giro de 180 grados, aseguró el empresario y señaló que era necesario tomar medidas para retomar la esencia de la Cámara e inyectarle visión de futuro, en lo cual va “excelentemente bien”.

Finalmente, recalcó que el sector de la industria de la confección se mantiene activo, vivo y es factor de productividad y generación de empleo en la entidad, por lo que su reorganización creará condiciones para que el resultado sea su repunte y crecimiento en Aguascalientes.