Rolando Chacón
Agencia Reforma

DEL RÍO, Texas, EU.- Estados Unidos cerró el paso fronterizo con Ciudad Acuña, México, y comenzó a deportar a miles de haitianos que instalaron aquí un campamento para solicitar asilo.
La Patrulla Fronteriza reportó ayer que ya sacó de la zona a 3 mil 300 haitianos, ya sea a otros puntos de EU donde serán procesados, o vía aérea a Haití, mientras que esperan llevarse a una cantidad similar en las próximas 40 horas.
Raúl L. Ortiz, jefe de la Patrulla Fronteriza estimó que hay cerca de 14 mil migrantes haitianos que acampan bajo el puente internacional Acuña-Del Rio.
«No podemos hacer esto solos, necesitamos trabajar en colaboración con nuestros compañeros mexicanos. Anoche vimos estos asuntos en Acuña, cómo asegurar que los migrantes no lleguen a la región», dijo.
En tanto, funcionarios del Gobierno haitiano reclamaron al Presidente Joe Biden por aplicar los retornos aéreos, pues advirtieron que no hay recursos ni condiciones para ayudar a los deportados.
Para agravar aún más la situación, otro grupo de haitianos retomó su camino a la frontera luego de que agentes mexicanos los bajaron de 15 autobuses antes de llegar a Reynosa.