No hay tiempo para errores ni para dejar ir oportunidades. A los Rieleros les quedan tres partidos más en el calendario y con ello tres chances más de seguir sumando victorias que les permitan asegurar el boleto a playoffs. Al tener ventaja de juego y medio de diferencia tanto de Tecolotes como de Unión Laguna, la máquina aguascalentense prácticamente necesita ganar un solo partido en León esperando que los otros dos equipos de contienda caigan por lo menos una ocasión en sus series. Para no depender de ningún tercero, Rieleros ganando la serie ante Bravos de León que es su última prueba del año estará en playoffs por primera vez desde el 2018.
La prueba arrancará hoy en punto de las 19:15 horas en León en donde los Bravos se estarán jugando también la vida por clasificar en la zona sur aunque tienen pocas posibilidades al estar a dos juegos de distancia de Pericos que tiene el último boleto disponible. Luego del nivel mostrado en las últimas semanas, la ofensiva de Rieleros es la fortaleza más grande del equipo con muchos peloteros causando daño en la pizarra. Nombres como Marc Flores, Michael Wing, Eliezer Ortiz, Amílcar Gómez y Leonardo Reginatto por mencionar solo a algunos se han mantenido con la madera fina consiguiendo ya sea producir carreras o ponerse en juego para sumar anotaciones.
El único detalle sigue siendo la lomita que no encuentra un abridor constante que pueda darle seguridad al equipo. En sus últimas apariciones el venezolano Erick Leal no ha estado tan fino y Néstor Molina se encuentra lesionado. El más destacado de la última semana fue José Carlos Medina que podría ser una de las soluciones para abrir los partidos. Rieleros deberá tener cuidado con la ofensiva de León que es peligrosa con cuatro peloteros sumando más de diez cuadrangulares en la temporada. El más peligroso es Xavier Batista que lidera la liga en jonrons con 19 y tiene 55 producidas siendo de los más exitosos cuando es momento de poner carreras en la pizarra. Matt Clark, Joey Terdoslavich y Chris Roberson son los que completan el ataque de Bravos que aunque sean pocas las chances quieren cerrar la campaña de forma digna ante su gente y de paso arruinar los playoffs para Rieleros que se juega todo o nada en los próximos tres días.