El 2021 no ha sido para nada un año positivo para Necaxa, que tuvo, sobre todo para su afición, una montaña rusa de emociones. En ambos torneos del año, los Rayos quedaron cortos en su intención de meterse a la liguilla y fueron más los momentos negativos los que se hicieron presentes a causa de los malos resultados, que se convirtieron en cuestionamientos por parte de la afición, la que, cansada de no ver un buen desempeño del equipo, se mostró molesta con la directiva.
Las cosas parecían cambiar para el segundo semestre del año gracias a la compra de la mitad de Necaxa, en donde se hicieron presentes nombres importantes como Mezut Ozil o Justin Verlander, que parecían traerían una fuerte inyección de dinero al equipo. Si bien Necaxa sí tuvo refuerzos, los resultados siguieron sin llegar y, por ende, la mala racha se mantuvo, con pocos momentos de alegría para la gente que, sin falta, iba al Estadio Victoria cada quince días.
Hoy, en una doble cartelera de amistosos, Necaxa se despide del 2021 al recibir tanto al Tapatío como a las Chivas en par de encuentros que arrancarán desde las cinco de la tarde y que tienen como principal función llegar con buen nivel al inicio del torneo, que empieza sólo en semana y media. Pablo Guede seguirá utilizando prácticamente a todos sus futbolistas para conformar el once que manda al campo en la jornada uno del Clausura 2022; así pues, estos encuentros servirán, como ya se dijo, en una especie de despedida por parte de los Rayos, que quieren cerrar el año con un buen resultado en el terreno de juego que sea un buen augurio para lo que viene en el 2022, cuando se espera haya un radical cambio, al menos en cuanto a posición en la tabla y puntos cosechados. Cabe mencionar que el equipo ayer cerró filas y tuvo su último entrenamiento antes del amistoso en las instalaciones del Victoria; tras el partido de hoy, tendrán algún tiempo libre para las fechas de fin de año y, de inmediato, se pondrán ya con la mente en la jornada uno del futbol mexicano.

¡Participa con tu opinión!