Selene Velasco
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Ciudad de México intensificó medidas ante la pandemia de Covid-19 que ayer sumó 56 casos sólo en la capital del país.
Mientras se transita a la Fase 2 prevista por las autoridades sanitarias, el Gobierno capitalino anunció a partir de hoy lunes y hasta el 16 de abril el cierre de establecimientos mercantiles y espacios culturales, deportivos y religiosos.
La medida aplica para museos, baños de vapor, gimnasios, cines, bares, centros nocturnos, discotecas, teatros, deportivos y zoológicos.
También deberán suspender sus actividades las iglesias, Cendis y los Puntos de Innovación, Libertad, Arte, Educación y Saberes (Pilares).
La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, informó que, aunque los cierres son obligatorios, no se contemplan sanciones por incumplimiento, pues dijo confiar en la cooperación de la mayoría.
“Algunos negocios se podrán ir ajustando: lunes, martes, miércoles”, señaló.
Por ahora, la medida no contempla a restaurantes y plazas comerciales, aunque no se descarta aplicarla.
Además, el lapso especificado podría ser modificado de acuerdo con la evolución del virus.
“Esta epidemia es algo mundial, es algo global, estamos buscando generar todas las condiciones para que con el máximo cierre de actividades y disminución de la propagación tengamos el menor daño económico a las familias”, dijo Sheinbaum.
Hasta ayer no se tenía estimado cuántos establecimientos serán afectados por la determinación, tampoco el impacto financiero ni los apoyos que se brindarían.
La Mandataria dijo que con estos cierres se busca inhibir el riesgo de contagios, pero además evitar una parálisis total de la Capital del País.
“Si nosotros hoy cerráramos absolutamente todo, lo que dicen muchos de los documentos científicos es que tendría que ser por lo menos de 15 días, eso tendría un efecto y, además, no se sabe cuál sería el efecto posterior”, añadió.
También, desde hoy, cualquier evento público o privado será tolerado siempre y cuando no exceda la asistencia de 50 personas.
Tras reunirse con los 16 alcaldes de la Ciudad también se determinó que cada una de las demarcaciones deberá enviar a casa al 50 por ciento de su plantilla de servidores públicos.
Sobre los tianguis y romerías, que reúnen a cientos de personas en las calles, Sheinbaum aún no dio a conocer medidas de contención.