Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Fiscalía General de la República (FGR) desestimó las conversaciones entre el capo Juan Francisco Patrón Sanchez “El H2”, líder del Cártel de Nayarit, con su subalterno Daniel Isaac Silva, “El H9”, en las que supuestamente se incriminaba al General Salvador Cienfuegos, porque no tenía BlackBerry.
La DEA sustentó una acusación por narcotráfico en contra del ex Secretario de Defensa, porque fue multicitado en una conversación entre el líder de ese Cártel con su mano derecha, respecto a los supuestos apoyos recibidos del General.
La FGR dio a conocer anoche la versión pública del expediente del ex mando militar en el que reafirma su exoneración por esas acusaciones.
“Surge esa conversación en la que queda de manifiesto no sólo la duda y el descontento sino hasta la frustración del cabecilla del grupo delictivo de Nayarit, quien una y otra vez le expresa al (subalterno) que le han dicho que en realidad no está protegido por él (General Cienfuegos) sino por otra persona al parecer (General) retirado”, sostuvo la FGR.
“Lo de resaltarse además, es que en un (intento) desesperado por salvar la situación (el subalterno trata) de convencerlo (a “El H2”) de que con quien se ha entrevistado supuestamente (es Cienfuegos).
“Pero al momento de escribir a la persona que totalmente claro que no se trata de (Cienfuegos), el pues describe al presunto protector de ese grupo y con quién se ha entrevistado como alguien güero, que se pone colorado cuando se enoja y que obviamente no es característico de una tez morena como (Cienfuegos)”, afirmó la Fiscalía.
En la investigación hecha pública por la FGR, que consta de 2 tomos y 10 anexos, para este órgano resulta inverosímil que la descripción del supuesto protector no concuerde con la fisonomía del ex Secretario de la Defensa.
La Fiscalía añadió además que, las expresiones que aparecen en los mensajes entre los integrantes de un grupo delictivo no corresponden a una persona preparada.
“Obvia decir de la actitud servil que parece mantener (Cienfuegos) ante integrantes de un grupo delictivo, hacen dudar por entero que fuera (Cienfuegos) quien mantenía relación con ese grupúsculo”, sostuvo.
La Fiscalía que encabeza Alejandro Gertz Manero añadió que el ex Secretario de la Defensa no contaba con un sistema de comunicación como el utilizado por el Cártel de Nayarit en el periodo que la autoridad estadounidense dijo haber iniciado su investigación.
La dependencia también descartó una coincidencia entre tiempo y lugar del General Cienfuegos, en los que los cabecillas del Cártel de Nayarit afirman haberlo contactado.