Reitera el Sindicato de Transportistas en voz de su dirigente, Roberto Mora Márquez, la petición a las autoridades de que los choferes también sean considerados en la vacunación anti-COVID, ante el riesgo latente en el que se encuentran de trasladar a mucha gente en las unidades.
El representante de los operadores del transporte público en la entidad reconoció que no es un asunto que maneja directamente la autoridad estatal, sino que el tema de las vacunas es a nivel federal, por lo que hizo un atento llamado a las autoridades de la delegación de la Secretaría del Bienestar para que sean tomados en cuenta los choferes de los camiones urbanos. “Esperemos que seamos escuchados porque tenemos mucho contacto con bastante gente, manejamos dinero, monedas y billetes y en ese sentido estamos muy expuestos al contagio”.
Mora Márquez indicó que actualmente circulan alrededor de 450 unidades del transporte público urbano, lo que representa casi un 80% del servicio en activo, por lo que es importante que se vacunen a los choferes como si fueran trabajadores de la salud, “porque estamos en la línea de contacto directo con todos los usuarios y esta es la petición”.
Asimismo, dijo que las condiciones laborales de los choferes desafortunadamente siguen siendo las mismas y no hay avances con los empresarios y concesionarios en cuanto a su petición de aumento salarial de un 10% y menos luego de que la autoridad estatal no aprobó el incremento a la tarifa, que era su esperanza para alcanzar dicha alza en su percepción. “Pedimos que la autoridad revise la tarifa, desgraciadamente se acordó que no iba a haber aumento, pero si vieran la realidad de las cosas, cómo está la situación, está muy difícil. Esto es del Consejo Ciudadano del Transporte Público, sin embargo, se hace lo que se puede, desgraciadamente los choferes somos lo delgado de la hebra, esperamos que no se rompa para seguir trabajando y seguir haciéndole la lucha, pero sí ya es una situación desesperante”.