Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Cada bando con sus cifras y por más de cuatro horas, la oposición en la Cámara de Diputados y la titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Rosa Icela Rodríguez, confrontaron los resultados de la estrategia presidencial de «Abrazos, no balazos».
El panista José Antonio García lanzó la crítica más punzante de la tarde al acusar a Rodríguez de ser «sumisa» ante las políticas del Presidente Andrés Manuel López Obrador y emplazarla a cambiar la estrategia, porque en tres años de gestión se acumulan más de 100 mil muertos.
La funcionaria no aceptó que la violencia esté fuera de control y no sólo defendió la estrategia actual como el camino para llegar a la paz, sino que respondió con halagos al Presidente.
«El haber decidido materializar plenamente su frase ‘Abrazos, no balazos’ y seguir abrazando a la delincuencia organizada es el motivo por el cual la inseguridad está al tope», advirtió el panista.
Acusó a la titular de la SSPC de no haber respondido al cargo, no por falta de capacidad, «me queda claro que la tiene, sino por estar sumisa a las estrategias fracasadas y a las órdenes del inquilino de Palacio Nacional».
«La estrategia de ‘Abrazos, no balazos’ no sólo ha provocado la muerte de más de 100 mil ciudadanos, ha generado también un impacto para el país de 4.71 billones de pesos en 2020. ¿Hasta cuándo se cambiará o qué más tiene que pasar para poder cambiar la estrategia fracasada de ‘Abrazos, no balazos’?.
Con un titubeo para responder, la Secretaria Rodríguez pensó unos segundos.
«Disiento, estoy orgullosísima de trabajar en el Gobierno del Presidente López Obrador. Cómo no voy a estar orgullosa, diputado, si es un hombre incansable, inteligente, sensible, entregado a la gente, a sus tareas; no descansa», defendió entre aplausos de diputados de Morena, PVEM y PT.
«No descansa para buscar el beneficio de los mexicanos y claro que él es el más preocupado, y su Gabinete, en dar los pasos correctos para darle seguridad a los mexicanos».
Agregó, sin responder a la pregunta sobre un cambio de estrategia, que también estaba orgullosa del Presidente, porque tiene más de 70 por ciento de apoyo de los mexicanos.
Tras presentar una serie de resultados de la política de seguridad del Gobierno, Rodríguez aseguró que ahora existe el uso de la inteligencia y que los operativos contra el crimen organizado se realizan de manera estratégica, sin afectar a la población civil.
«Este Gobierno no afecta a la población civil, las fuerzas de seguridad no se usarán contra el pueblo, ni caeremos en el imperdonable error de culpar a las víctimas de su propia muerte», aseveró.
«La política de ‘Abrazos, no balazos’ es sinónimo del uso de la inteligencia, ‘Abrazos, no balazos’ nos permite que no haya más decesos de personas inocentes».
Rodríguez enlistó a capos que han sido detenidos, sin responder nada cuando el panista Felipe Fernando Macías le recordó que los números del Gobierno son el «mínimo» registrado en los últimos años y que cuando los detienen, también los sueltan, como pasó en Culiacán con Ovidio Guzmán.
Los diputados también reclamaron que el fracaso de la política de seguridad está en el debilitamiento de las Policías locales.
El diputado de MC Carlos Agustín Basave cuestionó cuáles son los efectos de la desaparición del Fortaseg para los municipios.
Rodríguez reconoció que el tema de los recursos para los municipios debe revisarse y luego explicó cómo se reparte el dinero ahora, con menos recursos para los municipios y sin que sea administrado por los Alcaldes.
El Fortaseg repartía 4 mil millones de pesos a 288 municipios y, en su lugar, el dinero se reparte ahora a través del Fortamun, con un aumento de 9 mil 665 millones para los 2 mil 471 municipios del País, detalló.

¡Participa con tu opinión!