Pedro Sánchez
Agencia Reforma

CHIHUAHUA, Chihuahua.- Productores agrícolas de Chihuahua y elementos de la Guardia Nacional se enfrentaron ayer luego de que los uniformados asumieran la vigilancia de la presa Francisco I. Madero por el inicio de la extracción de agua para el pago a Estados Unidos.
Los agricultores de la región centro-sur del estado intentaron ingresar a la presa, también conocida como “Las Vírgenes”, para verificar si la compuerta estaba abierta o no, pero los efectivos de la GN les impidieron el acceso.
En un video que circula en redes sociales puede apreciarse cómo los agricultores discuten con los elementos y segundos después son replegados del lugar mientras se escuchan disparos.
Tras la agresión, los agricultores corrieron para protegerse, al igual que representantes de medios de comunicación que daban cobertura al conflicto.
Los productores acusaron que los efectivos de la GN les dispararon balas de goma, lo que dejó una cantidad indeterminada de personas lesionadas, así como 20 vehículos con daños.
En un comunicado, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que el Gobierno federal había iniciado el desfogue en “Las Vírgenes” para reabastecer a la presa Luis L. León y así cumplir las obligaciones de México establecidas en el Tratado de Límites y Aguas de 1944.
La dependencia afirmó que la extracción de agua de la presa se hacía con apego a derecho, pues ésta cuenta con almacenamiento suficiente para asegurar el riego de cultivos.
“La extracción -que se hace con pleno apego a derecho- se realiza garantizando al 100 por ciento el volumen de agua que requieren los productores agrícolas para continuar sus actividades y garantizar la viabilidad de sus cosechas”, indicó.
Más tarde, el Gobierno estatal aseguró que la Conagua y la Asociación de Usuarios de Riego del Estado de Chihuahua (Aurech) acordaron no extraer agua de la presa y reanudar mañana las negociaciones.