Esta semana, la Premier League tuvo una doble jornada para cerrar con la temporada regular y, el día de ayer, el partido más atractivo fue el de Chelsea contra Leicester, ya que estaba en juego uno de los boletos para la próxima Champions League.
La actividad de ayer comenzó con el empate entre Manchester United y Fulham con un 1-1; después, el Southampton cayó en casa ante el Leeds por un 0-2 y, más tarde, el Brighton dio la sorpresa al derrotar al campeón, Manchester City, por un marcador de 3-2.
Para cerrar la actividad del martes, el Chelsea recibió al Leicester City, aún con la cicatriz de haber perdido la final de la FA Cup el fin de semana pasado, así que ahora los ‘blues’ tratarían de tomar revancha, pero, en un partido clave de la Premier League, teniendo de por medio el boleto a la Champions.
En los primeros diez minutos, el equipo de Tuchel tuvo la oportunidad de ponerse en ventaja en al menos cuatro ocasiones, debido a tres centros peligrosos que no tuvieron remate al arco, así como un remate de Kante que pasó por un costado del arco.
De igual manera, Timo Werner hizo estallar a la grada del Stamford Bridge con dos anotaciones, sólo que ambas tuvieron que ser invalidadas: la primera por un claro fuera de juego y la segunda por apoyarse con la mano al momento de rematar.
Sin embargo, al 47, el conjunto azul se puso en ventaja con un tanto de Antonio Rudiger, quien empujó el balón con el muslo a unos cuantos centímetros del arco en una jugada de tiro libre. Y más tarde, al 66′, Jorginho puso el 2-0 desde la vía del penalti, después de una falta sobre Timo Werner en los lineros del área.
Al 76′, Kelechi Iheanacho puso el 2-1 en la cuenta con un disparo desde la altura del punto penal, motivando a sus compañeros para buscar el empate o la remontada, pero, por más que los zorros lo intentaron, al final no lo consiguieron.
Con este resultado, el Chelsea llegó a 67 puntos, superando ahora al Leicester, que se quedó con 66. El Liverpool, con 63 puntos, tendrá la oportunidad de subir al cuarto escalón y bajar a los ‘foxxes’ a la Europa League, pero, para eso, los de Klopp tendrán que ganar en la casa del Burnley este miércoles a partir de las 14:15 horas.