Staff
Agencia Reforma

CDMX.- Sergio Pérez ya se subió al podio de la Fórmula Uno en 2022.
Tras el abandono del campeón Max Verstappen, en la vuelta 39, Checo dio la cara por Red Bull al asumir un segundo lugar que ya no soltó hasta completar los 58 giros del Gran Premio de Australia, sumando el podio 16 de su carrera en la F1.
Cuando el vigente monarca de la máxima categoría intentaba ir por la victoria, el monoplaza número 1 perdió potencia, tuvo que detenerse y enseguida salió fuego.
Con un Ferrari en su punto, el monegasco Charles Leclerc se agenció su segundo triunfo de la temporada y el tercero de su trayectoria, para consolidarse como líder del Campeonato de Pilotos con 71 puntos.
En la largada, Leclerc, quien partió desde la pole position, mantuvo a raya a Verstappen, mientras que el Mercedes de Lewis Hamilton aprovechó los espacios para rebasar a Pérez.
El gusto le duró poco al siete veces campeón de la F1, ya que en el giro 10, el tapatío activó el DRS y recuperó la tercera plaza sin complicaciones.
Para Carlos Sainz Jr. el circuito de Albert Park fue un verdadero dolor de cabeza. En la segunda vuelta, el español perdió el control del F1-75 en la curva 10 y tuvo que abandonar la carrera. Sainz fue de los que largaron con las gomas duras, que tardaron en calentarse.
Otro auto que abandonó fue el Aston Martin de Sebastian Vettel, que llamó a la segunda bandera amarilla, la cual benefició a la «Flecha Plateada» de George Russell, el coequipero de Hamilton, quien escaló al tercer sitio.
En los últimos giros, Hamilton intentó meterse al podio, pero Russell se lo impidió y completó el Top 3.
Por primera vez, Checo Pérez se colocó por delante de Verstappen en la clasificación, al llegar a 30 unidades por 25 de su compañero.

¡Participa con tu opinión!