Policías estatales participaron en la Jornada Médica Preventiva en la que les hicieron pruebas rápidas para detectar VIH, sífilis, hepatitis y se les hizo una evaluación de los niveles de glucosa para tener el diagnóstico del estado de salud de los elementos y dar seguimiento a aquellos que padecen enfermedades crónico-degenerativas como obesidad, hipertensión y diabetes.
Este tipo de pruebas de sangre también se aplicaron al personal operativo y administrativo de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, siendo el primero en realizársela, el titular de la corporación, Porfirio Sánchez Mendoza, quien resaltó que es indispensable que los gendarmes se encuentren saludables para el óptimo desarrollo de sus funciones, por ello es que constantemente son sometidos a este tipo de revisiones médicas completas para la detección y atención de posibles enfermedades.
En esta ocasión, personal médico del ISSEA acudió a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado para aplicar exámenes de sangre a todos los integrantes de la corporación, para la detección de VIH, sífilis, hepatitis y la evaluación de los niveles de glucosa para diagnosticar y de ser necesario, dar seguimiento o iniciar tratamientos de enfermedades.
Con la detección temprana se pretende prevenir afectaciones en la calidad de vida de los 685 policías, 374 custodios y 404 personas que realizan funciones administrativas en la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.