Trabajan chatarreros de la mano con Gobierno del Estado y el Municipio de Aguascalientes en un proyecto para poder regularizar su actividad y evitar que se siga dando la venta de piezas robadas en establecimientos irregulares, señaló el presidente de la Asociación de Chatarreros y Pepenadores, Israel Ortega González.
Apuntó que en el Estado operan alrededor de 200 chatarreras, de las cuales únicamente 70 están en regla y las otras 130 se desconoce cómo operan. Comentó que este tipo de establecimientos se improvisan en cualquier solar, en una cochera e incluso en una casa, sin control alguno. Como es de suponerse, es en este tipo de sitios donde se realizan compraventas de piezas robadas.
Por lo anterior, dijo que los chatarreros de la asociación que encabeza quieren que todos estén regularizados, por lo que trabajan con las autoridades para de esta forma disminuir la compra de objetos de dudosa procedencia. “Queremos trabajar de manera conjunta con el Gobierno y la sociedad para evitar ese tipo de robos. Como empresarios no podemos arriesgarnos a ganar 10 pesos en un cobre robado, ellos (los ladrones) no pierden nada, pero nosotros sí perdemos mucho”.
Adicionalmente, Ortega González señaló que particularmente este año el sector se ha visto severamente golpeado ante los aranceles impuestos por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a México de 25% al acero y al aluminio, aunado a la guerra comercial de la Unión Americana con China, lo que ha hecho que el mercado mexicano y los precios se contraigan.
Todo lo anterior ha provocado que su actividad comercial haya disminuido considerablemente, por lo que algunos ya bajaron la cortina. “Es una situación nunca antes vista en mucho tiempo”. Por otro lado, explicó que el mercado nacional se ha empezado a inundar de desechos de Estados Unidos, generando sobreoferta de productos.