Javier Soto Reyes, secretario de Ayuntamiento y director general de Gobierno, ha instado a los propietarios de chatarreras a abstenerse de comprar mobiliario municipal para desalentar el robo y proteger la infraestructura urbana de Aguascalientes, incluidas alcantarillas y luminarias. Esta solicitud se realizó tras descubrir, durante las inspecciones de 2023, que algunos establecimientos adquirían bienes claramente identificados como propiedad municipal. Soto Reyes enfatizó la importancia de evitar estas transacciones para reducir la delincuencia, lo que a su vez podría disminuir las quejas sobre daños en la ciudad y los costos adicionales para el municipio.
Aunque las chatarreras constituyen el sustento de muchas familias, es crucial que cumplan con las regulaciones para evitar sanciones severas. Hasta la fecha, no se ha clausurado ningún establecimiento, pero se ha observado una disminución en la compra de bienes robados, hecho que las autoridades consideran positivo, ya que contribuye a desincentivar la continuidad del robo.
Soto Reyes también señaló que en Aguascalientes operan cerca de 130 chatarreras registradas, que varían desde pequeños locales hasta establecimientos más grandes. Algunos de estos negocios no cuentan con los permisos necesarios, y se están realizando esfuerzos para regularizarlos y asegurar que cumplan con las normativas legales. Este enfoque no solo busca proteger la propiedad pública, sino también promover una industria más responsable y legal.