Ayer, en sesión del Congreso, fue aprobada la reforma a la fracción V del artículo 2 del Estatuto Jurídico de los burócratas estatales y municipales para que, de inmediato, proceda el cese a quienes incurran en acoso laboral.
Por el momento, se atienden 20 casos de personas que enfrentan estos escenarios en sus fuentes laborales y algunas de ellas, incluso, han tenido que recurrir al apoyo de terapia psicológica como secuela del acoso.
En otro punto, se avalaron reformas a la Ley del Sistema Estatal de Asistencia Social y de Integración Familiar para fortalecer las estrategias de apoyo a personas en situación de vulnerabilidad que enfrenten dificultades por contingencias sanitarias, como la actual pandemia.
La propuesta está encaminada a la implementación de albergues o centros de asistencia social para el caso de emergencia sanitaria que implique riesgo en la salud de las familias, así como la atención en albergues a personas en estado de vulnerabilidad que implique riesgo en su vida o en su salud por causas de desastre nacional.