Por FRANCISCO VARGAS M. (Enviado Especial)
(Crónica y Fotos)

VILLA GARCÍA, ZACATECAS.- En lo que fue la Corrida en honor al ‘Sagrado Corazón’, celebrada en el municipio zacatecano de Villa García, se cortó sólo una oreja, misma que se fue a la espuerta del diestro aguascalentense de César Delgadillo, quien con esto se convirtió en el triunfador del festejo en lo que fue un mano a mano entre Aguascalientes y Zacatecas.
Con clima caluroso y buena entrada en la remozada Plaza de Toros “Alberto Balderas”, se jugaron astados de diferentes ganaderías que salieron en el siguiente orden: Puerta Grande, D´Guadiana, Santoyo y San Antonio de Triana, todos cumpliendo en caballos y sin presentar complicaciones.

CÉSAR DELGADILLO (Marfil y Azabache)
Con “Yiyo”, de la divisa de Puerta Grande, se gustó al lancear a la verónica de manera armoniosa, cerrando con vistosa media, quitando enseguida por chicuelinas. Realizado su brindis a nuestro amigo y colega Jorge García Delgadillo, ante un burel obediente y de francas embestidas, pero no sobrado de fuerza, realizó una faena derechista entendida y aseada, logrando pases templados que fueron del agrado del público, terminando con ajustadas manoletinas. Pinchazo y estocada entera contraria de efectos inmediatos, siendo premiado con una oreja.

CÉSAR MONTES (Tabaco y Azabache)
Se enfrentó a “Mel”, de la dehesa de D´Guadiana, con el que se abrió de capa con verónicas jugando los brazos, cerrando con media, estando lucido en su quite por mandiles. Con pases a media altura fue la manera de comenzar su faena por ambos lados, en la cual cuando se confío, sacó lucidos pases a un astado fijo, noble y muy toreable, al que le faltó humillar un poco en el último tiempo del pase. De un chalecazo contrario concluyó, siendo reconfortado con palmas el zacatecano.

ARTURO PRADO (Rosa Mexicano y Oro)
El tercero del festejo fue “4 Amores” de Santoyo, lo lanceó a la verónica por ambos lados recreándose cerrando con revolera, quitando posteriormente por navarras. Una que realizó su brindis el aquicalidense a la fuente especializada que hicimos el viaje especial para presenciar este festejo, inició por bajo su faena de entrega, alegría y torería que tuvo calado en el tendido, todo entre las notas de la Pelea de Gallos, aprovechando siempre las francas embestidas del berrendo en blanco alunarado que tuvo transmisión, cerrando con manoletinas. En la suerte suprema señaló dos pinchazos, estocada delantera contraria y varios golpes de descabello, escuchando un aviso y palmas de aliento.

EDUARDO CASTRO (Vino de Burdeos y Oro)
El cierraplaza se llamó “Educas”, de San Antonio de Triana, con el que se vio desconfiado con capa. En lo que toca con sarga, el zacatecano con un astado de medias embestidas, logró pases con más voluntad que lucimiento, viéndose por momentos sin confianza. Pinchazo, estocada honda contraria, pinchazo y otra media delantera contraria recibiendo un aviso, dando por su cuenta vuelta al ruedo. (pacovargas_@hotmail.com)