Mauro de la Fuente y Miguel Domínguez
Agencia Reforma

MATAMOROS, Tamaulipas.- Horas después de ser exhibido ayer en un video extorsionando a un usuario de la Aduana de Matamoros, el funcionario Saúl Hernández fue cesado por el Administrador General de Aduanas, Horacio Duarte.
A su vez, Julio Almanza Armas, presidente de la Federación de Cámaras de Comercio de Tamaulipas (Fecanaco) y vicepresidente nacional de Concanaco, advirtió que las redes de corrupción continúan en la Aduana al afirmar que “atraparon un ratón, pero no terminaron con la ratonera”.
“Tenemos una política de cero tolerancia a la corrupción”, tuiteó ayer Duarte.
“Ordené el cese inmediato del agente de la Aduana de Matamoros por pérdida de confianza y se procederá ante la Fiscalía”, añadió.
REFORMA publicó ayer una grabación realizada el miércoles en la que Hernández pide un “moche” de mil dólares a un comerciante que busca pasar mercancía valuada en 10 mil dólares por el Puente Internacional Los Indios.
El funcionario aduanal aseguró al extorsionar que “a uno también le gusta ir al mol, también tiene familia”.
Ayer, Almanza lamentó que tuviera que exhibirse un video para que se tomaran acciones luego de que la Fecanaco había denunciado desde junio pasado a Hernández y sus cómplices, los que siguen operando.
El presidente de la Fecanaco destacó que el funcionario Juan Paulo Ramos Bañuelos también fue denunciado junto a Hernández como parte de las redes de extorsión, pero no se han tomado medidas.
“¿Qué fue lo que hicieron (tras ser denunciados)?”, cuestionó Almanza. “Los protegieron. Los cambiaron de puente, nada más, donde siguieron extorsionando a los usuarios de la Aduana”.