El presidente estatal de la Asociación de Instituciones Educativas Particulares, Héctor Sánchez Espinosa, señaló que la pandemia sanitaria vino a agudizar los retrasos en el pago de las colegiaturas por parte de los padres de familia, aparte de la merma en la inscripción que vivieron todas las escuelas privadas en sus distintos niveles educativos.
Detalló que la caída en las inscripciones osciló desde un 15 a un 60%, y aquellas que rebasaron el 50% se encuentran ya por cerrar sus instalaciones al no poder soportar el pago de sus maestros, mientras que las que no obtuvieron el 60% de su población estudiantil definitivamente bajaron las cortinas y hasta el momento se tiene un conteo de 14 colegios.
La mayoría de los planteles afectados fueron los jardines de niños, ya que a los padres de familia no les preocupa que sus hijos dejen de acudir a la escuela, porque se le puede ayudar fácilmente en casa y los programas de kínder 1 y 2 enseñan asuntos sencillos que pueden ser impartidos en el hogar sin mayores contratiempos.
Por otro lado, el Home Schooling ha venido a afectar a la educación privada, si bien el Instituto de Educación ha platicado que sólo el 1.5% de la matrícula de colegios particulares se fue a las escuelas públicas, y esto redunda en que se dio una gran deserción de alumnos que estudiaban de modo particular y están siendo captados por gente que trabaja el Home Schooling.
Es importante que la gente comprenda la dificultad que les representará regularizarse en el sistema escolarizado nacional. De una u otra manera habrá afectaciones a los jóvenes o niños que se inscribieron en alguna institución educativa a causa de la pandemia por el COVID-19.
Finalmente, Héctor Sánchez agregó que el cobro de las colegiaturas es un tema que se ha complicado desde el arranque del ciclo escolar 2020-2021 y en este momento el 5% de ellas registran algún retraso, porque han perdido el trabajo los padres y los hijos no han podido continuar sus estudios.