La Cámara Nacional del Autotransporte de Carga se perfila para cerrar el año de manera positiva, al resultar el último trimestre una de las temporadas de mayor demanda en sus servicios. Su presidente, Roberto Díaz Ruiz, detalló que lo anterior permitirá recuperar parte del estancamiento registrado al corte del primer semestre del año, con la intención de encaminarse así a la recuperación económica.

La movilización de alimentos al por mayor, derivado del buen temporal de lluvias que benefició directamente el campo, así como el traslado de mercancía de temporada para la recta final del año, harán que el sector transportista tenga mayor número de contratos, esperando un repunte del 15 al 20%. Lo anterior, luego del estancamiento registrado durante los meses pasados de junio, julio y agosto, a pesar de que, en este año, las empresas del transporte de carga no han despedido a trabajadores a consecuencia de los efectos de la pandemia, pero tampoco han podido recuperar el dinamismo que tenían hasta antes del surgimiento del COVID-19. Así pues, cualquier incremento en el número de viajes se convierte en un aliciente para alcanzar la regularidad en sus contratos lo antes posible.

«Esperamos un repunte en el sector tras las lluvias. Creo que ha sido un muy buen año hablando del temporal y eso a nosotros nos beneficia por las cosechas y todo lo que se tiene que mover. Vienen buenas fechas para el sector. Ojalá podamos recuperar algo en el periodo”, concluyó.