A tres meses de concluir la primera etapa de su administración, el presidente municipal de Calvillo, Daniel Romo Urrutia, inaugurará una clínica del Seguro Popular Aguascalientes en la colonia López Mateos, que será crucial para atender a los ciudadanos sin derechohabiencia.
Además, dará inicio a la construcción de una nueva escuela en el fraccionamiento Antorchista, un proyecto esperado por la comunidad después de 15 años sin infraestructura educativa nueva.
Romo Urrutia, quien obtuvo nuevamente el respaldo de la ciudadanía en las urnas, expresó su satisfacción por el apoyo recibido y reafirmó su compromiso de continuar trabajando por el bienestar de todos los habitantes del municipio.
Señaló que antes del 14 de octubre se espera la conclusión de dos escuelas, unidades deportivas en La Fortuna y Ojo de Agua, así como un salón de usos múltiples en el fraccionamiento San Rafael.
Además, se iniciarán obras de pavimentación, redes hidráulicas y alcantarillado que serán inauguradas en los próximos días en diferentes comunidades y colonias.
El mandatario municipal adelantó que para la siguiente etapa de su administración se están preparando nuevos proyectos innovadores, como la implementación de una escuela para padres, orientada a fortalecer el vínculo entre padres e hijos y apoyar el desarrollo integral de los jóvenes.
También anunció la creación del grupo de Vigilantes Ciudadanos, una iniciativa que busca involucrar activamente a la comunidad en tareas de prevención y seguridad.
Destacó que estos nuevos proyectos y compromisos fueron trazados en conjunto con la población, de acuerdo a sus propuestas y necesidades. Finalmente, dejó claro que habrá seguimiento de programas exitosos durante su primera administración, como los Martes Ciudadanos, donde todos los funcionarios de primer nivel llegan a las comunidades para atender de primera mano a la ciudadanía.
También mencionó el programa de vales, con el cual se atiende a las poblaciones más vulnerables del municipio mediante vales de despensa que pueden ser canjeados en tiendas de abarrotes locales, impulsando así el comercio y mitigando la vulnerabilidad de las familias.