En lo que va del año, la Dirección de Mercados, Áreas Comerciales y Estacionamientos ha aplicado 25 infracciones económicas a comerciantes ambulantes que no han cumplido con los protocolos sanitarios para prevenir el COVID-19, con montos que oscilan de una a 40 UMAS, informó su titular Israel Díaz García.

Aclaró que por motivos de pandemia se ha optado este año no multar a la gente si incurre en alguna falta al Código Municipal, sólo se les aplican apercibimientos verbales para que operen en los lugares autorizados, pero donde no hay tolerancia se relaciona con el no usar cubrebocas, no usar ni ofrecer el gel antibacterial y no guardar la sana distancia.

En entrevista con El Heraldo, indicó que las multas económicas oscilan de 86 a 4 mil 200 pesos, aunque el monto promedio de sanción va entre los 400 y 500 pesos. Para garantizar el pago se les aseguran preventivamente sus mercancías y una vez liquidado se les regresan de inmediato, ya regularizada su situación.

Con respecto al Día del Amor y la Amistad, donde se refrendaron todos los permisos que sumaron 150 distribuidos en diferentes puntos de la ciudad, con 35 ubicados en la zona Centro, Israel Díaz García mencionó que en esta edición no hubo quejas como en otros años, sólo se registraron 4 casos que fueron reubicados.

En esta ocasión no se aplicaron sanciones económicas a ningún comerciante ambulante, aparte se observó que el flujo de las ventas fue notoriamente inferior con respecto a un año antes, calculó que el porcentaje de movimiento comercial fue del 70% respecto a lo habitual.

Por último, comentó que los casos de apercibimientos han disminuido sensiblemente entre el comercio ambulante, ya que las personas han estado acudiendo a las oficinas del Centro de Atención Municipal y se les ha informado sobre los espacios en que pueden trabajar, frenando así que anden moviéndose por lugares prohibidos donde se les pueden asegurar sus mercancías.