Desde hace más de diez años, los Rieleros de Aguascalientes no perdían ocho series de forma consecutiva, algo que sin duda tiene a la novena de casa sumida en una crisis de resultados. A pesar de jugar en casa toda la semana pasada, la Máquina no pudo cortar la racha y sumó cuatro derrotas más a su récord.
Con solo 10 victorias en lo que va de la temporada y 17 descalabros, el Riel ha caído ya hasta el penúltimo lugar del standing en la zona norte, solo por encima de Chihuahua, que tiene marca de 9-18. Lo más preocupante es que la brecha con otros equipos comienza a agrandarse de forma importante.
Los Charros de Jalisco y El Caliente de Durango todavía están a una distancia razonable, con solo uno y dos partidos de diferencia con respecto a los Rieleros, respectivamente. Los que ya tienen una buena ventaja son los Acereros de Monclova, que ocupan el sexto lugar de la tabla, el último que califica a los playoffs, con tres juegos de diferencia sobre Aguascalientes.
La parte más importante le sigue perteneciendo a los Sultanes de Monterrey, con su gran paso de 19-8, seguidos de los Toros de Tijuana, que están a tan solo dos victorias de distancia. Los Saraperos de Saltillo y los Tecos de los Dos Laredos comparten la tercera casilla con igual marca de 15-12, mientras que la tabla la completan los Algodoneros de Unión Laguna con 14-13.
Con estos números, los Rieleros deben corregir el camino lo más pronto posible para tener oportunidad de pelear al menos por entrar a playoffs en un año que parecía sería de revancha y por ahora es de pesadilla.