Marcos Vizcarra
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Ismael “El Mayo” Zambada García fue ‘cercado’ por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) que congeló las cuentas de cinco de sus principales colaboradores y de una empresa.
Entre esas cinco personas están sus hermanas Modesta y Ana María Zambada García, así como Leticia Ortiz Hernández, ex síndica de El Salado, la principal zona de influencia de ‘El Mayo’ en Sinaloa, y quien ha sido identificada como una de las parejas sentimentales del narcotraficante.
Ramón Florencio López Hernández, director general de Recursos Humanos de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), es identificado también como parte de esa red, por lo que sus cuentas también están congeladas.
En tres resoluciones de amparo a las que REFORMA tuvo acceso, la UIF alegó que esas personas realizaron operaciones con cheques cuyas características y personas involucradas indican que se trata de dinero de procedencia ilícita.
La empresa con cuentas congeladas es Centro Comercial y Habitacional Lomas S.A. de C.V., constituida el 27 de julio de 1975 por el notario Manuel Guillermo García Rendón, y la cual es identificada por la UIF como “fachada” para ingresar recursos del narcotráfico al sistema financiero.
La Oficina de Control de Bienes Extranjeros de Estados Unidos (OFAC por sus siglas en Inglés) ya había señalado a esta empresa y a otras dos: Parque Acuático Los Cascabeles y Rancho Agrícola Ganadero Los Mezquites, como parte de una red de lavado de dinero, tráfico de drogas ilegales y armas para el ‘Cártel de Sinaloa’ el 31 de julio de 2013.
Solo Centro Comercial y Habitacional Lomas sigue vigente dentro de la lista oficial de personas bloqueadas por la OFAC.