Después de una mala racha de seis derrotas consecutivas, el día de ayer el conjunto de Centellas logra su primera victoria en el torneo Guard1anes 2020, quitándose la malaria y despertando en la Liga MX Femenil.
El cuadro de Necaxa femenil había tenido un arranque muy complicado en el nuevo torneo, en seis partidos disputados tuvieron que salir de casa en cuatro ocasiones, además de enfrentar a varios de los mejores equipos del torneo, por lo que sumaron seis derrotas al hilo.
Sin embargo, ayer por la tarde las necaxistas viajaron a Hidalgo para enfrentar a Cruz Azul; las celestes también habían tenido un pésimo arranque, por lo que tratarían de despegar ante el conjunto de Centellas, pero al final las rojiblancas se quedaron con la victoria con un marcador de 0-2.
La primera oportunidad para Necaxa se presentó al minuto 25, la jugadora Estefany Hernández remató un tiro libre en los linderos del área, pero el esférico pasó a pocos centímetros del poste, estando cerca de abrir el marcador.
Las de Cruz Azul tuvieron su jugada más importante casi al final del partido, una serie de rebotes en el área visitante estuvo a punto de terminar en gol para la máquina, pero gracias a un gran trabajo defensivo, el marcador se mantuvo en ceros en los primeros 45 minutos.
Al 53′ cayó el primer gol en Hidalgo, un error garrafal de la portera de Cruz Azul hizo que el esférico llegara a los pies de Estefany Hernández, quien no lo pensó dos veces y remató al arco; con otro error de la portera al intentar controlar el balón al final se le fue por debajo de las piernas y entró al arco local, poniendo el 0-1 en la cuenta.
Al minuto 73 llegó el segundo gol de la tarde, una mala salida del Cruz Azul le cedió el balón al Necaxa, que mediante un pase filtrado, Dulce Alvarado tuvo una carrera larga a velocidad hacia el arco rival, quedando mano a mano con la guardameta celeste; con un disparo cruzado, la capitana anotó el 0-2 y selló la primera victoria del Necaxa Femenil.
Al final del partido las jugadoras celebraron y se abrazaron, agradecieron a Dios y se mostraron muy eufóricas por obtener su primer triunfo luego de seis partidos que habían sido una verdadera pesadilla; de momento las Centellas suben apenas al lugar 17, a falta del juego de hoy de Tijuana.
El próximo 25 de septiembre las Centellas tendrán una prueba muy complicada ante las vigentes campeonas del torneo, Rayadas.