La nueva era en las Centellas de Necaxa tuvo su primer capítulo alegre este viernes bajo el mando de Leonardo Álvarez que logró uno de los resultados menos esperados al menos de este torneo por la actualidad que vivían antes del partido las protagonistas. Pumas visitó el Victoria que sigue sin público en las gradas, pero que vive los partidos con una intensidad a tope gracias a la entrega de todas las jugadoras. Centellas inició con Daniela Muñoz; Valeria Meza, Karen de León, Brianda Escobedo, Fanny Grano; Dayán Fuentes, Paulina Castro, Alejandra Balderas, Saraí Kim; Samantha Calvillo y Stephanie Baz.
Ambas escuadras intentaron asentarse sobre el terreno de juego durante los primeros minutos, pero fue Pumas quien tuvo la primera de peligro tras un cabezazo dentro del área de Necaxa, pero Daniela Muñoz estuvo atenta y solventó el peligro. Conforme pasaron los minutos las Centellas alejaron el peligro de su arco consiguiendo igualar las acciones ante las capitalinas que no encontraban la forma de penetrar el arco defendido por Muñoz. La historia tomó un giro inesperado al 33′ cuando en una pelota parada Fanny Grano mandó una pelota larga hacia el segundo palo para la llegada de Samantha Calvillo que tras un gran movimiento le ganó la posición a su defensora, metiendo diagonal que Brianda Escobedo mandó a guardar sin marca y sin arquera. Para sorpresa de propios y extraños Necaxa se fue con la delantera a la mitad del partido buscando su primera victoria del torneo.
Sin embargo, en los primeros instantes del segundo tiempo llegó el empate para Pumas luego de un disparo de Edna Santamaría que Daniela Muñoz se comió en un error garrafal que le costó el empate a Centellas. A partir de ahí nuevamente llegó la paridad de fuerzas con un juego bastante igualado con pocas llegadas de ambos lados; una de las noticias más sobresalientes fue el debut de Fernanda Sarellano que ingresó de cambio. Los últimos minutos fueron de un dominio importante por parte de Pumas, al 90′ Dania Padilla estuvo cerca de marcar con un tiro potente desde fuera del área que Muñoz sacó con tremenda atajada, tres minutos otra vez Muñoz salvó su marco con un manotazo abajo tras un remate dentro del área. La jugada clave fue al 95′ cuando una pelota a la deriva le iba a quedar a una delantera de Pumas, pero Brianda Escobedo con prominente barrida salvó lo que parecía la derrota en su contra. Gracias a la excelente actuación tanto de Muñoz, quitando el error del gol, y de Brianda Escobedo las Centellas le sacaron el empate a Pumas consiguiendo su primera unidad del GUARD1ANES 2021 y se prepararán rumbo a otra difícil prueba que será recibir al América en una semana.