La actividad dominical de la NBA comenzó con el duelo entre Celtics y Knicks, uno de los duelos regionales más importantes de la liga, en donde el equipo de Nueva York salió victorioso del TD Garden, rompiendo la racha de 5 victorias al hilo que arrastraba el cuadro de Boston.
El arranque de temporada para Celtics ha sido bastante bueno, el equipo del trébol había liderado la tabla de su conferencia en la semana, gracias a una racha de cinco triunfos consecutivos, derrotando a equipos como Pistons, Raptors, Heat, Wizards y Magic.
Sin embargo, el día de ayer no salieron en su mejor momento y cayeron ante los Knicks, demostrando que la ausencia de Jayson Tatum podría mermar más en el equipo de Boston. Desde el primer cuarto el equipo de la gran manzana se puso en ventaja por una diferencia de hasta 11 puntos, y al finalizar la primera mitad la ventaja de Knicks subió a 13 unidades.
En el tercer cuarto los Celtics se dieron por vencidos al sólo anotar 15 puntos, mientras que los visitantes mejoraron su ventaja con 25 puntos de diferencia, sentenciando prácticamente la victoria neoyorquina,
Al final el marcador fue de 105-75 a favor de los Knicks, y con esta derrota el conjunto de Boston bajó al segundo lugar de la conferencia Este, sumando 8 triunfos y 4 derrotas, siendo superados por los Bucks de Milwaukee, quienes volvieron a tomar la cima como en las dos campañas pasadas.
El más destacado del encuentro fue Jaylen Brown, el jugador de Celtics que ha tenido que sostener su equipo en el hombre ante las ausencias de Tatum y Fall, Brown anotó 25 puntos y consiguió 6 rebotes y 3 asistencias, pero en conjunto se llevó la derrota. Mientras que del lado de Knicks, Randle anotó 20 puntos y 12 rebotes, y Rowan Alexander también firmó un doble-doble con 19 puntos y 11 rebotes.