Iris Mabel Velazquez Oronzor
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-Con sentimientos encontrados, miles de maestros acuden a los puntos de vacunación a recibir la dosis de CanSino contra Covid-19. Agradecen ser el tercer sector prioritario para inmunización, sin embargo, también se dicen inseguros sobre si esto será suficiente para volver a las escuelas.

En Chiapas, docentes que acudieron a la Arena Metropolitana Jorge Cuesy, en Tuxtla Gutiérrez -una de las cuatro sedes instaladas en la entidad-, señalaron que pese a la protección que les garantiza el biológico, temen que tras el encierro, se vulnere la seguridad de sus familiares o que no haya suficiente material de protección para sus alumnos.

Miriam Bravo, maestra de educación media superior, consideró que hay varias dudas para el regreso a clases.

“Yo sí lo veo un poco difícil todavía (regreso a clases presenciales), pues tan sólo la sanitización de las aulas. Los alumnos no están vacunados”, expuso.

La docente señaló que el proceso fue tardado, por las filas y porque acudieron personas a las que no les correspondía dicho módulo de vacunación.

“Nosotros que desde que llegamos estuvimos pregunta y pregunta por qué algunas colas iban para el gimnasio () pero también era muy confuso llegar hasta acá (punto de vacunación)”, agregó.

En tanto, Ana Campillo, profesora de universidad, manifestó alegría al saber que los maestros serían vacunados, sin embargo, todavía dice que le preocupa contagiar a sus seres queridos.

“Por otros factores (no se siente segura de regresar). La vacuna, la verdad estoy contenta y vine en cuanto supe que podía aplicármela. Me gustaría que estuviera disponible ya para otra gente también por las personas con las que yo vivo”, indicó.

La docente apuntó que todavía no conoce fechas o protocolos para el retorno presencial.

Mientras el vocero de la CNTE Chiapas, Pável Guevara, reafirmó que aún inmunizados no regresarán a clases hasta tener evidencia de que en las escuelas existen los insumos para prevenir contagios.

En Veracruz, profesores señalaron que fue tedioso esperar por horas en las filas. Reportaron que hubo maestros que pernoctaron con el objetivo de asegurar una dosis, se rompió la sana distancia y no se respetó el orden en las cinco sedes.

“Aquí en este estado pasamos horas en las filas, o sea no sabemos exactamente qué orden vayan a llevar en las escuelas, después de esto. O sea, nosotros somos adultos, y pues entre nosotros fue difícil el orden, por los coordinadores y por nosotros mismos, ahora, te piden que no levantes la voz, y los niños van a llegar más inquietos luego de estar tantos meses en casa”, expuso Paola, profesora de primaria.

“Si te soy sincera, tengo mucho miedo de volver. Estás fuera de la ley si pides material o cooperación a los padres, pero si no, ¿quién los va a pagar? Las escuelas nunca tienen dinero. El nuevo regaño va a ser ‘ponte el cubrebocas’. Nosotros ya vamos a ser inmunes, pero ¿y mi esposo? A él no le toca todavía la vacuna, ni a mi madre”, agregó.

Al respecto, el profesor de Inglés de secundaria, Jorge Luis, también se refirió a los tumultos observados esta mañana.

“Me siento entre contento y tengo sentimientos como que encontrados porque tengo amistades que son doctores y que están trabajando en el ámbito de la salud y no los han vacunado todavía, y aunque nos vacunen a nosotros, va a depender mucho de los padres, si quieren mandar a sus hijos a la escuela o no”, consideró.

“Lo que nos dijeron es que para prevenir tiene entre un 60 y 70 por ciento de eficacia, pero que en casos graves es de una eficacia muy alta, según que de 100 por ciento. Habrá que ver. A nosotros nadie nos dijo nada () la gente se iba formando conforme ha ido llegando”, agregó el profesor de 41 años.

Karenia Alcántar Mora, personal administrativo de la Universidad Autónoma de Yucatán, consideró que el proceso de vacunación fue ordenado en el Auditorio Amado Nervo de Tepic.

La empleada tiene 41 años informó que recibir la vacuna es un alivio, pues a ellos les ha tocado asistir a la oficina. Asegura que no bajará la guardia, mantendrá las medidas preventivas porque opina que el riesgo persistirá, pero acudirá más segura a trabajar.

“Hay un poquito más de seguridad, pero al fin de cuentas nos tenemos que seguir cuidando todos, porque bueno, hay gente que todavía no se vacuna, porque el virus sigue estando ahí. Siempre me he cuidado”, dijo.