Cortesía Europa Press
Agencia Reforma

MADRID, España.-Los talibán han proclamado este martes la “independencia total” de Afganistán tras la salida del territorio de la misión de Estados Unidos, cuyo último avión militar estadounidense ha despegado este lunes desde Kabul, poniendo fin a la evacuación de civiles y tropas que permanecían hasta el momento en el país y a la presencia militar desde hace 20 años en el territorio.

“El último avión de los ocupantes estadounidenses se ha retirado del aeropuerto de Kabul y nuestro país ha obtenido su total independencia. Alabanza y gratitud a Dios”, ha celebrado el portavoz de los talibán, Zabihulá Muyahid, a través de su perfil de Twitter.

Tras la partida del último avión militar estadounidense, los insurgentes han salido a las calles de la capital afgana, Kabul, a disparar al aire para mostrar su “alegría” por la retirada, según ha relatado Muyahid y se puede ver en distintos vídeos que circulan en redes sociales.

El portavoz de los talibán para cuestiones internacionales, Suhail Shahin, ha aplaudido también, en otro mensaje en Twitter, la salida de los militares estadounidenses y ha incidido en que así el país ha obtenido “plena independencia”.

“Felicitaciones a todos los hijos de la patria y al querido pueblo mujahid. Hoy todas las fuerzas extranjeras han dejado nuestra tierra pura, la guarida de los mártires. ¡Felicitaciones a nuestra honorable gente! Le pedimos a Dios que nos conceda éxito y pago para construir juntos nuestro país”, ha expresado, por su parte, el portavoz de la oficina política de los talibán en Doha, Mohamad Naim, a través de la misma red social.

El último avión militar estadounidense ha partido del aeropuerto de Kabul justo antes de que venciera el plazo establecido por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para la retirada del país el 31 de agosto. El avión ha partido a las 23.29 horas (hora local).

Aunque la evacuación militar ha finalizado, Washington ha precisado que proseguirá “la misión diplomática para asegurar la salida de más ciudadanos estadounidenses y afganos elegibles que quieran irse”, tras haber sacado del país a 79.000 civiles y más de 73.000 afganos y colaboradores de otras nacionalidades, según el Pentágono.