Como histórica califican colectivos feministas de Aguascalientes la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación respecto a la despenalización del aborto en el país. Angélica Contreras Ruvalcaba, representante de Cultivando Género, afirmó que con este criterio, el Estado debe garantizar las condiciones a las mujeres que quieran ser madres como para las que no, sin criminalizarlas.
La activista estableció que lo que ocurrió con los 10 ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación fue apegado totalmente a derecho ya que da piso parejo a las mujeres para que puedan ejercer sus derechos en cuanto al libre desarrollo de su personalidad, a la salud, a sus derechos sexuales y reproductivos, a la igualdad y a la no discriminación.
Dijo que si bien son muy pocas las mujeres que están en las cárceles, aún hay una doble criminalización que es la social y que arrastran por el resto de sus vidas por la viralización en redes sociales mediante la publicación de fotos de ellas, de su nombre y domicilio, lo que genera una estigmatización. “La Corte reconoce la existencia de este derecho de las mujeres y de las personas gestantes a determinar justamente el sentido de su vida y de la decisión sobre su cuerpo”.
Aclaró que si bien este criterio beneficia directamente a las mujeres de Coahuila que hayan sido detenidas o estén en la cárcel de acuerdo con el artículo 196 del Código Penal de aquella entidad, van a poder ser liberadas y hay una retroactividad en el derecho, aunque enfatizó que esto beneficia a todas las mujeres mexicanas y se formula un precedente para que se aplique de forma obligatoria en todo el país.
Resaltó que si bien la Corte respeta lo que tiene cada Estado en sus Códigos Penales, con este nuevo criterio si en Aguascalientes se penaliza a las mujeres que deciden abortar y le llega la denuncia por aborto, a partir de este precedente va a poder ampararse para no ser detenida. “Aunque el Código Penal Local lo diga, la Suprema Corte ya hizo una interpretación diciendo que no se les puede criminalizar por haber decidido abortar”.
Finalmente, destacó que esta decisión es un mensaje político a todos los congresos de los estados para que no criminalicen a las mujeres, por lo que la siguiente LXV Legislatura Local que entra en funciones la próxima semana tendrá la tarea de quitar eso del actual Código Penal del Estado.