Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Colectivo Tres Barrios de Campeche, que había frenado las obras del Tren Maya para evitar el desalojo de pobladores, aplaudió el anuncio del Fonatur de que modificará la ruta. Sin embargo, advirtió que mantendrá el curso de sus dos amparos hasta tener una garantía.
“Este anuncio es una victoria para las y los vecinos que hemos resistido dos años en contra de los desalojos forzosos a los que se nos quería someter para hacer ese megaproyecto”, externó el colectivo en un comunicado.
“Reconocemos que haya privado la razón sobre la imposición y que las autoridades hayan recapacitado”.
“Más de 110 familias firmaron las demandas de amparo en contra de los desalojos, pero son más las que se oponen a la destrucción de nuestros barrios, nuestros vínculos vecinales y nuestra identidad”, añadió el grupo que formaron pobladores de los barrios de Santa Lucía, La Ermita y Camino Real, en Campeche.
Los pobladores afirman que construyeron sus casas antes incluso de que pasaran por ahí las vías del Ferrocarril del Sureste, que serán usadas para el nuevo tren.
“Conforme nos ha indicado nuestra asesora legal, los juicios de amparo presentados siguen en curso y no nos desistiremos de ellos hasta que haya alguna garantía legal que nos dé certeza de que toda esta pesadilla ha terminado”, señalaron
“Además de reubicarse el trazo del Tren Maya, deben reubicarse las vías del tren existentes, las cuales hemos solicitado se relocalicen desde hace décadas”, dijeron.
Rogelio Jiménez Pons, director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), anunció ayer el cambio de la ruta del Tren Maya. Dijo que no pasará ya por la ciudad de Campeche, sino por la periferia, lo que generará un ahorro en el costo total de la obra.