ASC_1855Eran las 10 en punto, las trompetas comenzaron a sonar; con anticipación se había hecho el ensayo, nada podía salir mal. Así hizo su arribo el gobernador Carlos Lozano de la Torre quien encabezó los actos cívicos con motivo del CCV aniversario del inicio de la Independencia de México.
Elementos del Ejercito Mexicano custodiaron el lábaro patrio, que fue izado con los debidos honores, en el asta bandera de la plaza principal de esta capital; así procedieron al emblemático desfile cívico-militar.
Los pequeños asistentes irradiaban en sus rostros esa admiración que sólo se tiene por aquello que se anhela llegar a ser; emocionados vieron pasar la artillería pesada y a los uniformados; no podían faltar las unidades de protección civil, cuerpo de bomberos, policía montada, y las patrullas ambientales, de las cuales llamó la atención el exceso de contaminación auditiva con que circulaban, pues en ningún momento apagaron las sirenas, que cabe señalar, con aún más potentes que las de las unidades a cargo de la policía.
Miles de aguascalentenses se dieron cita a las principales calles del centro de la Ciudad, a presenciar este acto que año con año nos recuerda la trascendencia de la lucha de los héroes de la Independencia, para lograr una nación libre, que se fortaleció con la constitución de las fuerzas armadas; así como a importancia de seguir forjando los valores de los hombres y mujeres que día a día aportan a un México mejor.

¡Participa con tu opinión!