Roberto García
Agencia Reforma

CDMX.- A los Bucaneros de Tampa Bay se les hizo agua la canoa y vivieron excesos en su desfile en lancha para celebrar su título en el Super Bowl LV.
En lo que fue un desfile distinto por la pandemia, los campeones se embarcaron para presumir a sus fans el Vince Lombardi, pero su paseo por el Hillsborough River estuvo lleno de agua, ya que el mismísimo Tom Brady, al fragor de los tequilas, se dio el lujo de poner el riesgo el trofeo.
Y es que mientras desfilaban por la bahía, Brady, quien viajaba en una embarcación aparte de sus compañeros, quiso emular uno de los dos pases de anotación que le hizo a su ala cerrada, Rob Gronkowski, y de barca a barca lanzó el trofeo, con un valor cercano a los 50 mil dólares, pero el “pase” fue capturado por el receptor.
Al término del paseo, Brady tuvo que ser auxiliado, ya que según su versión, el oleaje del río lo mareó y por eso no podía mantener la vertical.