Staff
Agencia Reforma

SAN MIGUEL DE ALLENDE, Guanajuato.- Blanca Guerra y Mónica Lozano recibieron ayer la Cruz de Plata del Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF, por sus siglas en inglés). La Asociación Mujeres en el Cine y la Televisión hizo un homenaje a la amplia trayectoria de la actriz y de la productora.
«Gracias por permitirnos celebrar sus carreras, creo que México debe de estar muy orgulloso, porque tienen uno de los porcentajes más altos de mujeres en el cine», dijo Sarah Hoch, directora ejecutiva de GIFF.
Guerra, con 45 años en las pantallas, y Lozano, con 25 produciendo, fueron reconocidas como Musas del cine y la televisión. La distinción fue presentada por Vero Agundis, Síndico Municipal de San Miguel de Allende y la actriz Rocío Verdejo.
«Nunca me ha gustado ser foco de atención, me gusta mantener el nombre de Mónica Lozano aparte de la persona. Mi entrada al cine fue una casualidad y mi mayor producción han sido mis hijos y mis nietos», compartió la productora de Amores Perros.
Entre lágrimas, Guerra, de 69 años, se dijo agradecida de poder seguir haciendo lo que más le gusta y que sea reconocida por ello. «Lo más importante no ha sido llegar, sino disfrutar del viaje. Agradecemos que hayamos avanzado, persiguiendo la equidad de género y resolviendo conflictos alrededor de la imagen femenina», señaló.