CDMX.- El mayor premio que Reyli Barba puede recibir el cariño del público, pero si a eso le sumas que su música es reconocida por el Grammy Latino, simplemente no tiene palabras.
Así le sucedió hace unos días, cuando recibió la noticia de la nominación en la categoría Mejor Álbum Vocal Pop Tradicional por La Metamorfosis, disco que marcó su regreso a los escenarios luego de ocho años de momentos oscuros en su vida y en el que se rehabilitó; periodo, incluso, en el que consideró el suicidio.
“Sólo tengo agradecimiento, doy gracias de seguir vivo porque la inspiración nunca se fue, al contrario, vino con más fuerza, celebro la vida todos los días cada que amanezco. Estaba yo en la tumba, lo bueno es que me levantaron y me sacaron.
“Después de tantas vueltas, bendiciones, momentos inolvidables en mi carrera como músico celebro profundamente agradecido esta nominación y ojalá que ganemos porque somos muchos los involucrados y que nos llenaría el alma de satisfacción”, afirmó Barba en entrevista.
Barba se considera un renacido: el alcoholismo lo hundió a lugares que desconocía, pero gracias a su álbum, el intérprete salió adelante. (Froylan Escobar/Agencia Reforma)