Guadalupe Irízar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El nuevo equilibrio político derivado de los resultados electorales del domingo abre la puerta a la negociación y a los acuerdos, señala Porfirio Muñoz Ledo.
“La distribución del poder abre la posibilidad de diálogo entre todas las fuerzas. En este momento nadie tiene la mayoría absoluta ni la mayoría calificada de dos tercios. Ninguna coalición tiene posibilidad de aprobar reformas constitucionales sino mediante acuerdos”, expuso.
El diputado federal morenista agregó que también cambian las condiciones en la segunda mitad de gestión del Presidente Andrés Manuel López Obrador.
“Se desvanece la posibilidad de que hubiera una segunda mitad de Gobierno autoritario “, apuntó.
El ex presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados consideró que el diálogo entre las diferentes fuerzas políticas, a partir de la nueva distribución de la representación popular, facilita acuerdos sobre propuestas económicas y una eventual reforma social.
Para Muñoz Ledo, las elecciones del domingo muestran la desigualdad en México, y citó los resultados en la Ciudad de México
“En el mapa de la ciudad, de un lado están los pobres y del otro las clases medias altas”, indicó.
“Ya se debería superar la época de las ayudas sociales, de las políticas clientelares. Hay que pasar a la época de los derechos universales”, agregó.
“¿Cómo sería? Cambiando la operación de los sistemas sociales y subiendo el monto de lo que es general, como son los salarios mínimos, y el ingreso básico universal, idea compartida por varios partidos políticos”.
Cuestionado sobre los resultados electorales de Morena, Muñoz Ledo destacó que si se confirma su triunfo en 11 de 15 gubernaturas en disputa, contribuirá al nuevo equilibrio del país.
“Contribuye a los equilibrios en la medida en que había mucho poder territorial de otros partidos y estos resultados conducen a un equilibrio para un lado y para otro”, contestó.

Avance femenino
Tras subrayar el avance de las mujeres en cargos de elección popular, celebró que las fuerzas políticas hayan postulado a candidatas que resultaron ganadoras.
“Lo importante son las mujeres gobernadoras. Sólo estaban Claudia Sheinbaum y Claudia Pavlovich. Ahora quedan ellas y seis mujeres más”, indicó.
Además, consideró que las condiciones están dadas para que una mujer pueda ser Presidenta.
“Yo quiero afirmar de nuevo lo que vengo diciendo desde el principio del sexenio, y ahora tiene un amplio campo de realización y muchas posibilidades de concreción, que es que la próxima Presidenta de México debe ser mujer”, indicó .
“Debemos estar preparados para ello y verlo como una prioridad nacional, porque sería la más grande acción afirmativa que pudiera haber en favor de las mujeres, que la jefa de Estado sea mujer. Es muy importante y ya se han dado las condiciones para ello”, consideró Muñoz Ledo.