Édgar Contreras
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Solo un genio como Pelé puede lograr que durante 50 años se hable del gol que no fue.
La jugada ocurrió en el Estadio Jalisco, el 17 de junio de 1970. Semifinal del Mundial México 70 contra Uruguay. Tostao filtró un balón en diagonal del centro a la derecha a la llegada del explosivo 10, quien al ver la probable colisión con el portero Ladislao Mazurkiewicz consumó una jugada que solo él imaginó: dejó que la pelota siguiera su trayectoria, fue a su alcance por la espalda del guardameta, y disparó cruzado, apenas a centímetros del poste derecho.
Hoy 23 de octubre de 2020 ese genio cumple 80 años y el mundo lo celebra.
La primera Copa del Mundo en nuestro País lo encumbró. Falló esa jugada contra Uruguay, pero marcó otros 4 goles y comandó a la que quizá sea la mejor Selección de la historia, en la que brilló por encima de otros cracks como Gerson, Rivelino, Jairzinho y Tostao.
Doce años antes ya maravillaba al mundo, al ganar el primer Mundial para Brasil, con apenas 17 años. El mito indica que con el título cumplió una vieja promesa a su padre, a quien vio llorar por el “Maracanazo”.
Nacía una estrella. Un jugador potente, con un espectacular resorte y la habilidad de quedarse suspendido por unos segundos en el aire, con potencia en el disparo, un drible exquisito y una imaginación capaz de volarle los sesos a Ladislao Mazurkiewicz y al mundo, en un gol que no fue a la cuenta de los mil 284 que se le reconocen, entre juegos oficiales y amistosos.
Su segundo Mundial no fue tan afortunado. Le metió un tanto a México y luego vio los toros desde la barrera, debido a una lesión. Para su fortuna, Garrincha aún no perdía la batalla contra el alcohol y comandó al representativo al título, en Chile 1962.
Después de un pésimo desempeño en Inglaterra 1966, México 1970 lo inmortalizó. Pelé se convirtió en el primer futbolista en la historia con tres títulos en Copa del Mundo. Se ganó a pulso el apelativo de “El Rey”. No hubo corona para él, pero sí un sombrero de charro mientras era cargado en hombros por los aficionados a los que conquistó.

Los ‘amores’ de Pelé
SANTOS
>Desde el 7 de septiembre de 1956 y a lo largo de 18 años, Pelé portó la playera del Santos.
>O’Rei encumbró a Santos. El club brasileño se volvió el mejor del mundo, al ganar 25 títulos, 5 de ellos a nivel internacional, incluidas dos Copas Intercontinentales.
>Son 647 goles que se le reconocen. Ganó 11 veces la distinción como goleador del campeonato Paulista.

18 años defendió Pelé la playera del Santos.
647 goles oficiales anotó Pelé con el Santos.
25 títulos consiguió Pelé con el Santos.

COSMOS
>Desde el 18 de junio de 1975 hasta el primero de octubre de 1977, jugó para el Cosmos de Nueva York
>Pelé ya estaba retirado antes de jugar en la NASL, pero los problemas económicos lo orillaron a calzar los tacos nuevamente.
>La afición del Cosmos disfrutó 37 anotaciones de O’Rei, en una Liga donde el brasileño marcaba caminando.
>En sus dos años con el cuadro neoyorquino, le alcanzó para ganar un título de Liga.

3 años defendió Pelé la playera del Cosmos.
37 goles oficiales anotó Pelé con el Cosmos.
1 título consiguió Pelé con el Cosmos.

SCRATCH DU ORO
>A pesar de que jugó con la Selección de Brasil durante 20 años, la verdad es que solo en 15 lo hizo de manera constante. Debutó en 1956 y se retiró en 1971, pero en 1973 y 1976 tuvo dos partidos más de exhibición.
>Tuvo un debut de fuego con Brasil, a los 16 años ante Argentina, contra la que marcó el primero de los 77 goles que lo encumbran como el máximo goleador de su Selección.
>Inolvidable será el gol en la Final de la Copa del Mundo contra el anfitrión Suecia, en 1958. Hizo un sombrerito y empalmó el balón sin dejarlo caer, a sus 17 años.
>En la Canariña sumó 12 goles en Copas del Mundo (1958, 1962, 1966 y 1970).
>Ganó tres Mundiales, pero fue en México 70 donde ganó definitivamente su apelativo O’Rei.

20 años defendió Pelé la playera de Brasil.
77 goles oficiales anotó Pelé con Brasil.
4 Mundiales disputó Pelé con Brasil.