Claudia Guerrero y Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: El Presidente Andrés Manuel López Obrador celebró este lunes que algunos de sus colaboradores más cercanos busquen una candidatura plurinominal al Senado y la Cámara de Diputados.

El Mandatario confirmó que su secretario particular, Alejandro Esquer, y el jefe de su Ayudantía, Daniel Asaf, aspiran a ocupar un lugar en el Congreso de la Unión, postulados por Morena.

«Acerca de los candidatos, nada más lo único que celebro es que la mayoría de quienes van a ser candidatos, desde luego en el flanco izquierdo, son gente muy buena», expresó.

«Yo tengo conocimiento de que va a participar, por ejemplo, Alejandro Esquer, que viene conmigo desde hace casi 30 años y es una gente de primera, que ha contribuido mucho, ha ayudado mucho en el movimiento de transformación, como millones de mexicanos, eso es lo que puedo comentarles».

-¿Daniel Asaf también se va?, se le preguntó.
– «Si, también», respondió.

La madrugada del 23 de febrero, Morena dio a conocer sus listas de candidatos de representación proporcional al Congreso.

Sin necesidad de que participaran en la tómbola o sorteo, la cúpula morenista aseguró lugares y fuero a dos de los hombres más cercanos del Presidente: Esquer, para el Senado, y Asaf, para Diputados.

En el primer caso, se trata del funcionario más cercano al político tabasqueño, con quien ha trabajado desde hace cerca de 30 años.

El morenista no solo ha manejado la agenda del Mandatario, sino también asuntos financieros en sus campañas, en la agrupación Honestidad Valiente y en la formación de Morena como fuerza política.

La cercanía de Esquer con López Obrador es tanta, que el emblemático vehículo Jetta blanco que ha usado en los últimos años para trasladarse, es propiedad del funcionario.

Por otro lado, Asaf es considerado una pieza clave debido a que es el responsable de la logística y seguridad del Presidente.

A él se le atribuye una cercana amistad con los hijos mayores del tabasqueño y, en semanas recientes, fue señalado por el portal Latinus, como parte de una supuesta red de tráfico de influencias al interior de la Administración federal.

Este lunes, durante la mañanera, se preguntó al Presidente si ambos personajes deberán dejar el cargo este 29 de febrero, para poder aspirar a las candidaturas.

Jesús Ramírez, Vocero presidencial, respondió fuera de micrófono que no será necesario que renuncien, ya que existe una jurisprudencia que les permitirá permanecer en el cargo hasta que resulten electos.

«No sé, andan viendo legalmente si tienen que renunciar o no. Se va a hacer lo que mandata la ley», agregó López Obrador.