Aguascalientes no puede ser indiferente ante el sufrimiento humano derivado del combate de hechos violentos con más violencia, antes bien, se debe lograr que todo hecho de ese tipo sea resuelto con el arma del derecho, expresó la diputada presidenta de la Comisión de Derechos Humanos en el Congreso del Estado, Karina Banda Iglesias.

Lo anterior, luego de presentar la iniciativa para reformar algunas disposiciones de la Ley de la Comisión de Derechos Humanos del Estado en materia de crímenes de lesa humanidad, pues dijo, se deben tener las herramientas jurídicas necesarias para hacer frente a la nueva realidad de violencia que azota al país entero, y de lo que obviamente, Aguascalientes no ha quedado exento.

El planteamiento es que los crímenes que atentan contra la humanidad, deben ser considerados como violaciones graves a los derechos humanos y por ende levantarse la queja respectiva, asimilando lo que señala la Ley de la Comisión Nacional de Derechos Humanos en su artículo 26, en la que se establece que “no habrá plazo alguno cuando se trate de hechos que por su gravedad puedan ser considerados violaciones de lesa humanidad”.

Así pues, Banda Iglesias planteó que no se deben implementar en el estado, medidas violentas para frenar este fenómeno de ataques constantes a la ciudadanía, “ya que no se combate la violencia con violencia, ni el terror con el terror, sino con las leyes y el Derecho”.

En el mismo tenor, refirió que el espíritu de la iniciativa que presentó para su consideración, consiste en que se dote de facultades y obligaciones a la Comisión Estatal de Derechos Humanos, para que pueda acudir ante organismos internacionales de protección de derechos humanos, sobre todo cuando se trate de violaciones graves, como son los crímenes de lesa humanidad, esclavitud, torturas, deportaciones o persecución a colectivos.

Además, dijo, sin dejar de considerar que la Ley de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Aguascalientes establece que “de tratarse de presuntas violaciones a los derechos a la vida, la libertad, la integridad física y psíquica de las personas o de lesa humanidad, no habrá límite temporal para presentar la queja”.

La iniciativa fue impulsada por considerar que cada Estado es responsable de velar por los derechos humanos de sus ciudadanos, pero además, para dotar a la CEDHA de las herramientas jurídicas necesarias para brindarle la mayor protección posible a todas las personas.