Staff
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU.-Tras meses de negarse a hacerlo, Donald Trump finalmente usó ayer ante las cámaras una mascarilla, durante una visita a soldados heridos y a personal de la saludo que atiende a pacientes con Covid-19, en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed.
Previo a su visita, que ocurrió mientras los casos repuntan en EU, el Mandatario había dicho que usaría una mascarilla porque era lo que se esperaría en un hospital.
Pese a las recomendaciones de los expertos y los llamados para dar el ejemplo, Trump se ha negado a usar cubrebocas en conferencias de prensa, actos políticos y otros eventos públicos.
En mayo, ya había sido captado con un tapabocas cuando fue a una planta de ventiladores en Michigan.