Omisiones de CCAPAMA han provocado que Veolia cometa abusos o que desarrolladoras de vivienda comprometan a habitantes de fraccionamientos a pagar agua que no han consumido, consideró la diputada Natzielly Rodríguez Calzada.

Comentó que la Comisión Ciudadana de Agua Potable del Municipio de Aguascalientes, debiera ser el espacio en donde los usuarios de agua pudieran acudir a quejarse por el proceder de la concesionaria, sin embargo, más bien parece “ser un empleado más de la concesionaria; hay muchas omisiones que causan toda clase de conflictos”.

Refirió que hace más de dos años ha representado y gestionado ante CCAPAMA y Veolia los problemas por cobros excesivos en los recibos de agua en Villa Montaña, mismos que no han sido resueltos, y ahora, otro fraccionamiento de la misma empresa desarrolladora de viviendas ha generado otro conflicto similar, pero en Viñedos del Sur.

Hace unos 15 días, acudieron a ella vecinos de este nuevo fraccionamiento, a quienes les llegó un recibo de casi 5 mil pesos por un adeudo que la constructora no pagó en su momento a Veolia y ahora, pareciera que en conjunto, la concesionaria y el desarrollador de la vivienda decidieron distribuir ese adeudo entre todos los vecinos, lo cual no tendría razón de ser.

Ante esto es que acudieron a las oficinas de la empresa concesionaria de agua a pedir audiencia y recordarles que está pendiente el programa de “borrón y cuenta nueva” que se ha exigido para habitantes de Villa Montaña, y que por ser el mismo problema en Viñedos del Sur, se estaría solicitando algo igual.

“La gente no tiene por qué pagar agua que no le corresponde, un consumo que ellos no hicieron”, por eso es que el acuerdo, para el caso de Viñedos del Sur, es que pagarán el mínimo de 200 pesos en tanto se resuelve el problema con la constructora, mientras “esperamos que el Municipio no tarde en resolver”.

En este nuevo caso, se trata de un fraccionamiento grande, sin embargo a pedir ser atendidos por la concesionaria fueron unos 30 cabezas de familia, pero tanto ellos como el resto de los habitantes de ese lugar, podrán acudir a la carpa que instalará Veolia allá, para que los vecinos paguen el consumo mínimo y que sea resuelta la situación inclusive para aquellos que no tienen recibos y otros ni siquiera número de cuenta, a los que se les ha cortado el servicio del vital líquido potabilizado.